Lucha contra el cáncer: La Universidad de Tel Aviv logró avances revolucionarios en la medicina personalizada

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

El profesor Dan Peer, reconocido profesor e investigador de la Universidad de Tel Aviv, recibió a la Agencia Judía de Noticias (AJN) en las instalaciones de la institución académica. Peer aseguró que gracias a la investigación que está desarrollando la Universidad, cada paciente tendrá un medicamento personalizado acorde a su estructura genética.

El profesor Dan Peer, reconocido profesor e investigador de la Universidad de Tel Aviv, recibió a la Agencia Judía de Noticias (AJN) en las instalaciones de la institución académica. Peer aseguró que gracias a la investigación que está desarrollando la Universidad, cada paciente tendrá un medicamento personalizado acorde a su estructura genética.

El profesor Dan Peer dirige el laboratorio de Nanomedicina de la Universidad de Tel Aviv, junto a un equipo de 30 especialistas, con quienes intenta “dar respuestas o encontrar soluciones a las enfermedades problemáticas”. El 60% de su investigación se concentra en estudios para tratar el cáncer; el 30% se enfoca en la enfermedad de Crohn (inflamación de partes del tubo digestivo) y el 10% restante a las enfermedades genéticas. Sin embargo, uno de los procedimiento más novedosos que incorporó la Universidad fue la investigación personalizada.

Gracias a su revolucionaria investigación en el campo de la nanomedicina, Peer goza de un inmenso reconocimiento internacional, habiendo recibido numerosos premios por innovación científica de diferentes entidades mundiales. Entre sus aportes a la medicina moderna y el tratamiento contra el cáncer se encuentra, además de la investigación personalizada, las nanocápsulas que atacan las células cancerosas de manera individual y puntual.

“Nosotros desarrollamos tratamientos para distintos tipos de cáncer y trabajamos en la personalización de los medicamentos para cada paciente, porque ya no sirve darle el mismo tratamiento a todos. Trabajamos con grupos pequeños de pacientes que tienen enfermedades parecidas, pero el medicamento se desarrolla para cada uno”, explicó. “Si les doy a todos a todos los enfermos de cáncer un tratamiento con quimioterapia entonces sólo el 20% tendrá una respuesta positiva. Entonces tengo que encontrar lo que les haga bien. Hacer algo personalizado es demasiado costoso, entonces estudiamos un grupo de personas con factores compartidos y derivamos en un remedio para la persona adecuada”, agregó.

La investigación se inició en 2011, y hasta el momento se lograron impresionantes avances que derivaron en la adaptación del remedio a cada paciente. “Se terminó la historia del medicamento único para todos los pacientes”, expresó.

“Realmente creo que esta Universidad es única, porque hay una combinación de gente excepcional con infraestructura. Siempre digo, esto no es MIT, Princeton o Stanford, pero no está mal. Hay gente con motivación y pasión”, remarcó respecto a lo que significa esta institución académica, una de las mejores del mundo, en especial en el campo de la Investigación y Desarrollo.

Si bien Peer estudió en la Universidad de Tel Aviv, donde obtuvo su título de grado, máster y doctorado, y destaca su excelencia académica, también señaló que una de las grandes problemáticas a la que se enfrentan los profesionales que se forman en el exterior y que luego regresan a Israel es la falta de vacantes para trabajar en hospitales o centros médicos. De los profesionales que estudian en el exterior y deciden ejercer en su país, sólo el 15% de ellos encuentran trabajo en su rubro y que por tal motivo, muchos de ellos deciden no regresar.

“Yo siempre digo que tenemos suerte, porque tenemos todo acá, pero lo más importante es que tenemos personas con cerebro. Personas capacitadas, creativas, con paciencia y pasión, de mente aguda. Ahora solo necesitamos un poco más de suerte para que las cosas que estamos haciendo prosperen.”, concluyó.