Israel: aumento de los ingresos por gas

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Los ingresos percibidos por el gas natural deberían impulsar las finanzas de Israel en los próximos meses. A menos que la cotización de la moneda israelí obstruya un poco a estos últimos.
Según un informe reciente del Ministerio de Energía, la producción de gas del yacimiento Tamar ha aumentado un 7%, pero dado el curso del shekel, los ingresos disminuyeron en valor, observando un ligero descenso del 0,3%.

Los ingresos percibidos por el gas natural deberían impulsar las finanzas de Israel en los próximos meses. A menos que la cotización de la moneda israelí obstruya un poco a estos últimos.
Según un informe reciente del Ministerio de Energía, la producción de gas del yacimiento Tamar ha aumentado un 7%, pero dado el curso del shekel, los ingresos disminuyeron en valor, observando un ligero descenso del 0,3%.

Según el Ministerio de Infraestructura Nacional, Energía y Recursos Hídricos, los ingresos del gobierno israelí por concepto de regalías de gas natural, petróleo y canteras totalizaron US $ 403 millones en el primer semestre de 2017.
La mayoría de estos ingresos, NIS 391 millones (New Israeli Shekel) provienen de regalías de gas natural. Casi toda esta cantidad – NIS 390 millones – proviene del campo de gas Tamar. Esta cantidad viene de los 4,8 mil millones de metros cúbicos de gas natural que se produjeron en la primera mitad de 2017 en comparación con los 4,5 millones de millones registrados en el primer semestre de 2016.
Aunque la producción de gas aumentó en un 7% en la primera mitad 2017 en comparación con el mismo trimestre de 2016, el ingreso del depósito Tamar disminuyó ligeramente en un 0,3%, debido a una cotización de 9% del shequel en relación al dólar.
El ministro de Energía Yuval Steinitz declaró en esta oportunidad que la economía israelí se fortaleció considerablemente gracias al aumento de la producción de gas natural en el sector de Tamar. “Se espera que los ingresos aumenten aún más en los próximos años debido al desarrollo de los yacimientos de Leviatán, Karish y Tanin”, añadió.
Se entiende que Israel tiene la intención de aprovechar su supremacía en este asunto.
En marzo pasado, mientras que aquí, incluso después de muchos meses en que les participábamos acerca de la guerra energética en que se libraban las grandes potencias de este mundo en el Mar Mediterráneo Oriental, el embajador de Israel en Ankara declaró que un acuerdo de paz en Chipre aceleraría la puesta en marcha de un proyecto de transporte de gas de Israel a Turquía. Este proyecto debería, en caso necesario, cambiar la situación geopolítica y el espectro energético global, reforzando el peso de Israel y Turquía y debilitando a los países productores.
Desde hace varios años, el Mediterráneo Oriental, de hecho, se ha convertido en una zona de exploración de gas muy activa, especialmente después del descubrimiento de grandes yacimientos de gas en las costas de Israel y Chipre, Egipto, Turquía, Israel, Líbano, Siria, están esperando que no sea perjudicada en la batalla. Recordemos también que Chipre se ha dividido en dos partes- turca y chipriota – durante más de 40 años.
“Creemos que una solución a la crisis de Chipre puede acelerar la implementación del proyecto energético”, dijo Eitan Naeh, en una conferencia de prensa. El embajador se refiere así al proyecto de exportación de gas del depósito de Leviatán, cuyo inicio de operaciones está previsto para el año 2019. Recordemos que Eitan Naeh está en el cargo desde diciembre de 2016, convirtiéndose en el primer embajador de Israel en Turquía desde 2010.
Chipre e Israel están estrechamente vinculados en la investigación sobre el gas
Precisiones sobre delimitación: – El 17 de diciembre de 2010, se concluyó un Acuerdo de Delimitación de Zonas Económicas Exclusivas entre Israel y Chipre para permitir a ambos países llevar a cabo investigaciones off-shore de hidrocarburos, de una parte y de otra de la zona oriental del Mediterráneo, por gigantescas reservas de gas que se descubrieron en la zona. Este acuerdo provocó fuertes reacciones de los países vecinos. Turquía, Siria, Líbano y Egipto vieron con malos ojos la voluntad hegemónica del Estado hebreo sobre los depósitos descubiertos recientemente.
De acuerdo con los mandos de la comisión del gobierno israelí creada para gestionar los fondos de explotación de las ventas, las previsiones de ingresos por los yacimientos de Leviatán, Tamar y Dalit fueron estimadas en 100 o incluso 130 mil millones de dólares hasta el año 2040.
“Este descubrimiento potencialmente hace que Israel sea un país exportador de gas natural”, subrayó David Stover, alto ejecutivo de Noble Energy, una empresa con sede en Houston, Texas, el principal operador de la compañía. El ministro de Infraestructura de Israel, Uzi Landau, había afirmado paralelamente que Israel podría convertirse en un exportador de gas … a Europa … ante el gran disgusto de Rusia.
Israel quiere exportar gas a Turquía
Paralelamente a Eitan Naeh, una responsable israelí declaró por su parte que Israel esperaba poder exportar gas a Turquía desde 2021. El Estado hebreo espera en efecto exportar ese gas a Jordania, Europa y Turquía. Ya se firmó un primer acuerdo con Ammán en septiembre de 2016.
Según la funcionaria israelí, un acuerdo con Turquía debería finalizarse para el verano de 2017. Según los estudios técnicos, la mejor ruta de gas entre Israel y Turquía es a través de las aguas territoriales chipriotas. Pero, la semana pasada las conversaciones de paz se detuvieron debido a una controversia relacionada con una conmemoración en las escuelas de la parte sur de la isla. Recordemos que Chipre está dividida entre la República de Chipre, donde se encuentra la comunidad chipriota griega en el sur de la isla, y una entidad turcochipriota en el norte sólo reconocida por Ankara. En 1974 el ejército turco invadió el tercio norte de la isla en respuesta a un golpe de estado fallido por nacionalistas grecochipriotas, cuyo objetivo era conectar a Chipre con Grecia.
En de junio del año 2016 Israel y Turquía firmaron un acuerdo para poner fin a una crisis diplomática (por el episodio del Mavi Marmara) que se produjo en junio de 2010, cuando las fuerzas especiales israelíes irrumpieron en un barco rumbo a Gaza, matando a diez activistas turcos que se encontraban a bordo. Ambas partes acordaron poner fin a su disputa tras celebrar debates en varios países que oficiaron de terceros. Tras el acuerdo, Israel accedió a pagar una indemnización de U$s 20 millones para disculparse por el ataque, al tiempo que permitió la ayuda de Turquía a Gaza a través del puerto israelí de Ashdod. Esta normalización fue alentada vivamente por los Estados Unidos, el gas y el petróleo “obligan”… –
Grecia: una solución alternativa a la de Turquía.
Ahora, a través de las palabras de su embajador, Israel podría tratar de acelerar las conversaciones con Turquía, que enredada en una grave crisis económica podría ver en el proyecto del gasoducto la esperanza de embolsar valiosos subsidios en los tiempos actuales. Un golpe de suerte también codiciado por Grecia que podría sacar a Turquía del juego si esta no tiene cuidado…
De hecho, en diciembre de 2016, Israel ha dado permiso para la venta a Grecia de dos yacimientos de gas ubicados en la zona, quebrando el monopolio de un consorcio formado por la compañía estadounidense Noble Energy y el grupo israelí Delek. Un acuerdo aún más importante ya que fortalece las relaciones entre el gobierno griego e Israel, mientras que Israel lleva adelante un proyecto de construcción del gasoducto en el Mediterráneo, como yo, entonces, indiqué.
La explotación de estos dos yacimientos, llamados Karish y Tanin, fue originalmente otorgada al consorcio israelí-estadounidense, que ya controla otros dos yacimientos mucho más grandes en la zona. Esta situación fue fuertemente criticada por la autoridad israelí de la competencia. Pero ahora, según los términos del Ministro de Energía Yuval Steinitz, se tomó la decisión de “poner fin a esta situación de monopolio”.
Según el ministro, se espera que la producción total de gas de los cuatro yacimientos descubiertos en el Mediterráneo debería reportar 350 mil millones de shekels (92 mil millones de dólares, 87,5 mil millones de euros).
En agosto de 2016, la empresa griega Energean acordó pagar 150 millones de dólares (Alrededor de 140 millones de euros) a Noble Energy y Delek para obtener la supremacía en los dos yacimientos de gas cuyas reservas se estiman en 60.000 millones de m3. Youval Steinitz había indicado entonces que los proyectos de construcción de tuberías en el Mediterráneo a Egipto, Turquía e Italia avanzaban, sin dar otros detalles.
En octubre último, mientras que Israel y Turquía habían anunciado que se había decidido examinar un proyecto de gasoducto para transportar el gas de Israel a Europa, el Ministro de Energía de Israel explicó que su estrategia era multiplicar las opciones. “Quiero más de una opción de exportación. Quiero que tengamos al menos dos o quizás tres gasoductos que nos permitan exportar no sólo a esta región, sino también a Europa “, dijo.
“Estamos dispuestos a cooperar en un proyecto de este tipo con los inversores extranjeros, pero también con Grecia y Chipre”, había dicho también en 2010 el ministro de Infraestructura israelí Nacional Uzi Landau.
Al principio de enero de 2016, Israel, Grecia y Chipre anunciaron que trabajarán en un proyecto de gasoducto que vincule los tres países con el fin de exportar el gas natural del Mediterráneo oriental a Europa, que depende en gran medida de Rusia para sus suministros.
“Reiteramos con motivo de este encuentro nuestro apoyo a la idea de exportar el gas del Mediterráneo oriental a Europa”, habían declarado entonces los primeros ministros de Israel, Benjamin Netanyahu, el griego Alexis Tsipras y el Presidente de Chipre Nicos Anastasiades en una declaración conjunta. “En este contexto, estamos listos para explorar más proyectos como el gasoducto EastMed” habían agregado.
Según IGI-Poseidón, la compañía de energía griega, una filial de la empresa pública de gas DEPA y de la compañía italiana Edison, que apoya el proyecto, la tubería Eastmed tendría una longitud de unos 1.900 kilómetros, y transportaría 15 millones de m3 de gas a Europa cada año.
En una conferencia de prensa conjunta, el PM Netanyahu había dicho que los tres países formarían un comité conjunto para hacer avanzar las cosas y que iban a investigar la posibilidad de conectar sus redes de energía por una tubería submarina.
En junio 2016, la empresa Poseidon firmó un acuerdo de cooperación para el gasoducto Oriente Med con la compañía estadounidense Noble Energy Internacional, que se dedica a la extracción de la región.
El gasoducto East-Med debe vincular directamente los depósitos del Mediterráneo oriental a Grecia a través de Chipre y Creta. Su capacidad debe ser de 16 mil millones de metros cúbicos de gas natural al año. Su desarrollo cuenta con el apoyo de la UE. La compañía Poseidon también está involucrada en la línea de desarrollo del mismo nombre (Poseidón – Grecia-Italia) y el gasoducto griego-búlgaro IGB.
Elisabeth Studer – 23 de de agosto de 2017 – www.leblogfinance.com
Fuentes: Globes, AFP, L’Orient le Jour, Mondialisation.ca, Al-Thawra.
http://www.tel-avivre.com/2017/08/25/israel-hausse-des-revenus-du-gaz/