Funcionarios estadounidenses confirman: Trump puede declarar a Jerusalén capital de Israel

Actualidad
Tipo y tamaño de letra

Trump está considerando reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, dijeron funcionarios estadounidenses el jueves.
Funcionarios estadounidenses han confirmado informes que el Presidente Donald Trump está considerando seriamente el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel.
El anuncio de Trump se espera para la próxima semana y sigue a meses de deliberaciones internas que se volvieron particularmente intensas en los últimos días, según funcionarios familiarizados con las conversaciones. Describieron al presidente con la intención de cumplir su promesa de trasladar la embajada, pero también conscientes que el hacerlo podría retrasar su objetivo de forjar un acuerdo de paz largo entre Israel y los palestinos, que reclaman parte de Jerusalén como la capital de un eventual estado.

Trump está considerando reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, dijeron funcionarios estadounidenses el jueves.
Funcionarios estadounidenses han confirmado informes que el Presidente Donald Trump está considerando seriamente el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel.
El anuncio de Trump se espera para la próxima semana y sigue a meses de deliberaciones internas que se volvieron particularmente intensas en los últimos días, según funcionarios familiarizados con las conversaciones. Describieron al presidente con la intención de cumplir su promesa de trasladar la embajada, pero también conscientes que el hacerlo podría retrasar su objetivo de forjar un acuerdo de paz largo entre Israel y los palestinos, que reclaman parte de Jerusalén como la capital de un eventual estado.
Tal anuncio dicen que sería una manera de retrasar su promesa de campaña de trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén desde Tel Aviv.
Los funcionarios, que no estaban autorizados a discutir el asunto públicamente y hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que los lineamientos del plan de Trump surgieron de una reunión de sus principales asesores de seguridad nacional en la Casa Blanca el lunes. Se esperaba que el mismo Trump pasara por la reunión por 15 o 20 minutos. Terminó quedándose por lo menos una hora y se animó cada vez más durante la sesión, según informaron dos funcionarios sobre lo sucedido.
Es probable que Trump emita una exención para trasladar la embajada el lunes, dijeron las autoridades, aunque advirtieron que el presidente podría decidir lo contrario.
La Casa Blanca también está considerando un posible discurso presidencial o declaración sobre Jerusalén para el miércoles, de acuerdo con los funcionarios y un asesor externo de la administración. Otra posibilidad involucra al vicepresidente Mike Pence, quien viajará a Israel a mediados de diciembre, haciendo el anuncio de Jerusalén durante su viaje, dijo un funcionario. Pence dijo el martes, en un evento en Nueva York celebrando los 70 años desde que la ONU votó a favor de un plan de partición que condujo a la creación de un estado judío, que Trump está “considerando activamente cuándo y cómo” mover la embajada.
“Aún no se ha tomado una decisión”
“Todavía no se tomó una decisión sobre este asunto”, dijo el jueves la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert.
La portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders anunció el miércoles como “prematuro” un informe anterior que decía que Trump ordenaría una mudanza de embajada “.
Bajo la ley estadounidense firmada por el presidente Bill Clinton en 1995, los Estados Unidos deben reubicar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén a menos que el presidente renuncie al requisito por razones de seguridad nacional, algo que se requiere cada seis meses.
Todos los presidentes desde Clinton han emitido la exención, diciendo que el estado de la ciudad de Jerusalén es un asunto que los israelíes y los palestinos deben negociar. Trump firmó la renuncia en el último plazo en junio, pero la Casa Blanca dejó en claro que todavía tenía la intención de mover la embajada.
Mattis y Tillerson advierten contra el movimiento de embajada
En la reunión de la Casa Blanca del lunes, el secretario de Defensa James Mattis y el secretario de Estado Rex Tillerson argumentaron que mudar la embajada en Israel representaría un grave peligro para los diplomáticos estadounidenses y las tropas estacionadas en el Medio Oriente y las naciones musulmanas, dijeron funcionarios estadounidenses.
El rey Abdullah II, que se reunió con Pence y Tillerson esta semana en Washington, hizo el mismo argumento, diciendo al vicepresidente y a otros que cualquier cambio en la embajada ante la ausencia de un acuerdo de paz israelí-palestino crearía inestabilidad en toda la región e impulsaría el sentimiento anti estadounidense, según los oficiales.
Después de un largo viaje de ida y vuelta en la reunión de la Casa Blanca, Trump y su círculo interno parecieron aceptar esas preocupaciones, pero insistieron en que el presidente tenía que demostrar su compromiso declarado de trasladar la embajada, dijeron los funcionarios. Luego, la discusión giró hacia la renuncia a la mudanza de la embajada por otros seis meses, pero combinándola con el reconocimiento de Jerusalén como la capital eterna de Israel, que los israelíes siempre han buscado.
Además, dijeron los funcionarios, el Departamento de Estado aconsejó recientemente a los puestos diplomáticos estadounidenses en naciones predominantemente musulmanas que un anuncio sobre la embajada y el estado de Jerusalén es posible la próxima semana, y les aconsejó estar atentos a posibles protestas.
Netanyahu: Jerusalén siempre será la capital de Israel
Dentro de la administración Trump, las autoridades dijeron que el debate ahora se centra en cómo hacer un anuncio en Jerusalén sin afectar las negociaciones entre israelíes y palestinos sobre el “estado final”. Una opción que según se informa está siendo considerada es incluir en dicha declaración un guiño a las aspiraciones palestinas que su capital esté en el este de Jerusalén, una medida que probablemente enfurecería a Israel, que se opone a cualquier división de su ciudad capital.
“Hace cincuenta años regresamos al corazón de nuestra capital y nuestro país, y hace 50 años no lo conquistamos, sino que lo liberamos”, dijo Netanyahu en una ceremonia en mayo pasado para celebrar el 50 aniversario de la unificación de Jerusalén durante la Guerra de los 6 Dias.
“Con el heroísmo de nuestros combatientes y el orgullo de nuestro pueblo, Jerusalén una vez más se ha unido, y por lo tanto, le digo hoy al mundo, en una voz clara e inequívoca que Jerusalén siempre ha sido y siempre será la capital de Israel …
“El Monte del Templo y el Muro Occidental siempre permanecerán bajo soberanía israelí “, declaró.
https://worldisraelnews.com/us-officials-confirm-trump-may-declare-jerusalem-israels-capital