Por qué Palestina sí y Kurdistán no ?
O por qué Kurdistán no y Palestina sí?
La respuesta es muy simple- no justicia ni derechos humanos, no derechos históricos o autodeterminación de los pueblos. La respuesta es otra- intereses y política. Mezclada por supuesto con mucho antijudaísmo, comúnmente llamado antisemitismo.

Entre los años 1881-1882 tuvo comienzo la Primera Aliá.
A partir del siglo 19 la emigración de los países de Europa Oriental hacia Europa Occidental y América aumentó considerablemente con respecto a siglos anteriores. Las penurias económicas fueron los motivos fundamentales de esta emigración. El desarrollo de los medios de comunicación y transporte facilitaron este proceso. Decenas de millones de personas emigraron, entre ellas varios millones de judíos. Durante la segunda mitad del siglo, las persecuciones y pogromim estimularon la emigración de los judíos.

El 2 de noviembre de 1917 el Ministro de Relaciones Exteriores británico James Balfour envió una misiva al Barón Rotchild cuyo contenido expresaba que el gobierno de Su Majestad ve con beneplácito el establecimiento de un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina. Fue esta la primera vez en siglos que hubo un reconocimiento de los derechos judíos de tener un lugar en la tierra de Israel.

50 años han transcurrido desde la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967.
Esta guerra cambió de forma radical la realidad israelí. El país se vio libre de las amenazas árabes, Jerusalem fue reunificada, el pueblo judío pudo volver a rezar en el muro de los Lamentos, la economía cobró un nuevo empuje.

Israel es un país donde la mayor parte del año no llueve. Durante generaciones la gente que vivía en la región estaba asentada en localidades cercanas a fuentes de agua, arroyos o manantiales.

Foto: wikipedia - Israel cumple 69 años de existencia. Es increíble pensar en todo lo que se ha hecho en sus casi siete décadas de existencia. A pesar de ser un país que comenzó su existencia con una guerra por la supervivencia y con pocos recursos humanos y materiales. Un país que hasta hoy día debe velar constantemente por su seguridad. Un país que en un principio absorbió decenas de miles de refugiados de Europa y países árabes, a los que había que brindarles vivienda y alimentos, que tenía que luchar, al mismo tiempo contra enemigos que decidieron que el Estado de Israel debe ser eliminado antes de nacer.

Cada año, el 27 del mes hebreo de Nissan, fecha relacionada con la rebelión del Gueto de Varsovia, el pueblo judío se identifica con el sufrimiento de las víctimas de la Shoah y recuerda los actos de heroísmo y rebelión en esos oscuros días de la 2ª.Guerra Mundial. Este año cae el 24 de marzo.

En los últimos tiempos escuchamos hablar del problema que existe con el tanque de almacenamiento de amoníaco en la zona de la Bahía de Haifa. Lo que no conocemos es la historia del amoníaco en Israel, una historia que merece ser conocida.

Itongadol/AJN.- El entonces titular de la Unidad Fiscal de Investigación del Atentado a la AMIA, Alberto “Nisman fue asesinado en pro de la búsqueda de la verdad y la mejor distinción que puede hacerle el sistema judicial es investigar su muerte como si él lo hiciera y no como ahora, que se deja todo en manos de Facebook, Twitter o sitios de Internet”, aseguró el prestigioso letrado argentino-israelí León Amiras (foto), vicepresidente del Colegio de Abogados de Jerusalem, en diálogo con la Agencia AJN desde esa ciudad en el 2º aniversario del dudoso deceso del funcionario.

“La comunidad argentina en Israel lo va sintiendo con gran tristeza y dolor”, pero “no estamos sorprendidos porque sabíamos que la ‘causa Nisman’ no iba a ser investigada de manera seria, como la de la AMIA”, admitió.

“Estoy seguro de que el nuevo gobierno y esta nueva generación de juristas y políticos se van a dar cuenta de que se debe tomar con seriedad la lucha en contra del islamismo terrorista”, agregó el también titular de la Organización Latinoamericana, España y Portugal en Israel (OLEI).

- ¿Cómo vive el segundo aniversario del fallecimiento del fiscal Nisman y la falta de esclarecimiento de su muerte y su denuncia?

- El fiscal Nisman hizo un trabajo un poco atípico para el sistema judicial argentino, que es lerdo. Un sistema que trae de muchos años atrás, similar al español, en el cual las leyes se acatan, pero no se cumplen. Expedientes que se pierden, pruebas que se roban, grabaciones que no se pueden escuchar, errores, fiscales que llegan después que entraron los policías y secaron la sangre, y una cierta lista de falsedades y farsas que son, lamentablemente, normales en nuestro sistema jurídico argentino. En el caso de Nisman no fue así, fue una especie de investigación anglosajona. Y en pro de la búsqueda de la verdad en la “causa AMIA”, el mismo fiscal fue asesinado... En vez de rendirle homenajes como uno de los mejores fiscales porque tuvo las agallas para investigar, la mejor distinción que puede hacerle el sistema judicial argentino es investigar su muerte como si lo hiciera el propio Nisman y no como ahora, que se deja todo en manos de Facebook, Twitter o sitios de Internet. Nisman era un ser humano, tenía sangre en sus venas, y ella misma fue manchando el piso de su departamento en Puerto Madero cuando fue asesinado. Hizo su trabajo tan bien que lo asesinaron, de ahí que digo: la Justicia argentina tiene una deuda, que es investigar no solo la “causa AMIA”, sino la muerte de Nisman.

- ¿Cómo está transitando este hecho la comunidad argentina en Israel?

- La comunidad argentina en Israel es parte de la comunidad judía de la Argentina, es decir que lo va sintiendo con gran tristeza y dolor. No estamos sorprendidos porque sabíamos que la “causa Nisman” iba a ser investigada de manera criollo-latina, así como no se dejó investigar de manera seria la AMIA. Cuando fui reporteado en la televisión israelí al otro día que fue asesinado dije que ahora iban a decir que las pruebas se perdieron y que el propio Nisman se llevó al cielo las grabaciones, los peritajes y todo lo que había. Es decir, esa causa fue a parar a manos de otro juez, (Daniel) Rafecas, un gran amigo de la comunidad judía y un gran estudioso del Holocausto, que hizo un trabajo técnico, lo que se dice: “la operación fue un éxito, pero el paciente murió”. Dijo que no podía investigar y quedó todo en la nada. Entonces, la comunidad se siente muy dolorida con la falta de búsqueda de verdad porque la justicia es un valor muy importante no solo para el pueblo judío, sino para la humanidad; no para los judíos argentinos que viven en Israel, sino para el pueblo que vive en la Argentina y para el mundo. En las universidades del mundo, todos aquellos que quieran ser fiscales y saber cómo se trabaja tendrían que estudiar, en Historia del derecho, “Introducción a la vida de Alberto Nisman”, algo así como una pequeña reseña de lo que significa ser fiscal.

- En un encuentro con el presidente argentino, Mauricio Macri, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, expresó su apoyo al esclarecimiento de los hechos…

- Sin duda, si Israel tiene algún dato que pudiera llegar a ayudar al esclarecimiento de la verdad, lo va a compartir. Este rompecabezas tendrá que ser investigado como si el mismo Nisman lo hiciera. ¿Por qué lo digo? Porque el propio fiscal tuvo que recurrir a Interpol, a notas al Parlamento iraní, al Líbano, a Siria, a ver cuáles eran las opiniones de los grupos islámicos; es decir, fue una trama en un idioma muy complicado, que manejaba Nisman. Los nuevos fiscales tendrán que seguir hablando en ese idioma para saber por qué fue asesinado. Si la Argentina quiere ser un país serio y seguir adelante, fuera del tema económico, tiene que tomar la Justicia por las riendas, investigar y darse cuenta que España fue nuestro pasado, pero no tenemos que tomar el ejemplo de su inútil sistema jurídico, que nunca llega a la verdad. El pueblo judío le aconseja meterse adentro lo que dicen nuestras leyes: “Tzedek, tzedek tirdof” (“justicia, justicia perseguirás”), y en especial, el pueblo israelí sabe buscar justicia. Es lenta, pero llega, y todos aquellos que de alguna manera asesinaron al pueblo judío tuvieron su sentencia. Nisman es un tema argentino y latinoamericano y confío en que la gente buena va a poder agarrar las riendas y seguir adelante hasta encontrar la justicia.

- Se van a cumplir 25 años del atentado a la Embajada de Israel, ¿qué reflexión tiene sobre este hecho?

- Los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, el asesinato de Nisman y la presencia islámica en la República Argentina son uno de los puntos más dolorosos que tiene este país. Estoy seguro de que el nuevo gobierno y esta nueva generación de juristas y políticos se van a dar cuenta de que se debe tomar con seriedad la lucha en contra del islamismo terrorista. Cuando voló la Embajada en la Argentina era una época en la cual en París no entraba un terrorista con una ametralladora y mataba gente, en Alemania no se subía un loco a un camión y mataba gente, el terrorismo islámico no era lo que hoy… La Argentina tiene que salir adelante. Nuestra Constitución dice que hay que darles la posibilidad a todos los habitantes del mundo que quieran habitar el suelo argentino en paz y justicia. Por eso, salir adelante en búsqueda de justicia debe ser parte de la misma cara de la moneda.