Marcos Aguinis, sobre la decisión de la UNESCO

Opinión
Tipo y tamaño de letra

El escritor y ensayista, Marcos Aguinis, que participó del desayuno de Rosh Hashaná organizado por el Congreso Judío Latinoamericano en conjunto con la DAIA y la AMIA se refirió a la nueva decisión de la UNESCO de negar los lazos judeo-cristianos con Jerusalén, votación que la Argentina, en esta oportunidad, se abstuvo de emitir su voto, a diferencia de la anterior votación que votó en favor.

El escritor y ensayista, Marcos Aguinis, que participó del desayuno de Rosh Hashaná organizado por el Congreso Judío Latinoamericano en conjunto con la DAIA y la AMIA se refirió a la nueva decisión de la UNESCO de negar los lazos judeo-cristianos con Jerusalén, votación que la Argentina, en esta oportunidad, se abstuvo de emitir su voto, a diferencia de la anterior votación que votó en favor.

“Es grotesco y revela una indecencia equivalente a la que tuvo Francia cuando se entregó a la ocupación nazi”, sentenció el escritor, y además agregó: “Como país de mayoría cristiana tendría que haberse puesto en contra porque Jesús fue crucificado bajo un cartel que decía Jesús Nazareno, rey de los judíos, en la capital de los judíos que era Jerusalén. La capital de la ocupación romana estaba en Cesarea, no en Jerusalén. Está última es la capital de los judíos 2000 años antes de Jesús y lo es durante todo este tiempo. Para un país cristiano esta es una autoagresión indecente e inmoral que deben llevar a que se produzca un repudio muy intenso en contra de la resolución de la UNESCO. Este organismo ahora se ha convertido en un aparato de propaganda indecente de los fanáticos musulmanes que están usando un antisemitismo ya desenbozado. Hasta ahora el antisemitismo venía enmascarado de antisionismo, ahora es claramente anti-judaísmo”.

Por último, Aguinis fue consultado acerca de las declaraciones que expresó el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, en el desayuno acerca de que los lazos con Israel se mantienen intactos como lo venían anunciando en su campaña: “Yo creo que efectivamente el gobierno tiene una actitud positiva con respecto a Israel, al sionismo y al judaísmo. Solo que el voto que emitió el embajador Terragno, anteriormente, venía de forma casi pasiva influyendo sobre la decisión pasiva de la Argentina. Pero estoy en desacuerdo de que en este momento se haya abstenido”.