Mekorot-80 años de agua

Opinión
Tipo y tamaño de letra

Israel es un país donde la mayor parte del año no llueve. Durante generaciones la gente que vivía en la región estaba asentada en localidades cercanas a fuentes de agua, arroyos o manantiales.

Israel es un país donde la mayor parte del año no llueve. Durante generaciones la gente que vivía en la región estaba asentada en localidades cercanas a fuentes de agua, arroyos o manantiales.
Al empezar las olas de aliá a lo que en esa época era Palestina, a fines del siglo 19, una de las mayores preocupaciones en la fundación de un nuevo poblado era la necesidad de encontrar agua. Finalizada la Primera Guerra Mundial, luego de la Declaración Balfour y del trabajo del Movimiento Sionista, el problema del agua se agudizó. Dos personas, Simcha Blass, ingeniero y experto en aguas y Levi Eshkol, hombre de acción que vivían en el Kibutz Degania buscaron soluciones al problema. Comenzaron creando soluciones para el kibutz creando un planta de bombeo del agua del Kineret. En 1935 continuaron con otros proyectos como la extracción de agua del valle de Zevulún , parte de un proyecto de riego en el valle de Jezreel.
En 1937 se funda la empresa Mekorot y Levi Eshkol, futuro Primer Ministro de Israel fue su primer director. El fin de la empresa era hacer todo lo necesario y conveniente para la obtención de agua y su distribución. El memorandum sobre su creación fue aprobado por la Agencia Judía, el Fondo Nacional Judío (KKL) , la Histadrut y las comunidades agrícolas del valle de Jezreel.
En los años que siguieron se realizaron varios proyectos para proveer de agua a diferentes zonas del país. Uno de los proyectos más importantes antes de la creación del estado fue en los años 1946-47. Con el fin de extender las fronteras del futuro Estado Judío era necesario establecer nuevos poblados. En el norte se instalaron varios poblados pero en el Neguev la situación era más difícil por la falta de agua. Blass importó cañerías de agua de Gran Britania, cañerías que el Reino Unido usó durante la guerra para apagar los incendios causados por los bombardeos alemanes y que ya no necesitaban.
Once nuevos poblados fueron construidos en el Neguev y el agua transportada a través de esas cañerías.
Luego de la creación del Estado y con la llegada de grandes cantidades de olim, el problema agudizó nuevamente y la solución llegó en el año 1964 con la construcción del Conducto Nacional de agua que transporta agua del lago Kineret hasta el sur del país. Este proyecto está considerado hasta hoy día uno de los más grandiosos trabajos de infraestructura realizados en Israel.
Desde esa época, nuevas tecnologías y patentes de reciclaje de agua, riego y desalinización de agua de mar han hecho que el país no sufra hoy de escasez de agua, problema del cual sufren varios de nuestros vecinos.