El atentado contra la revista “Charlie Hebdo”, en París, era exactamente lo que temían las autoridades francesas y europeas desde la participación de combatientes occidentales en las filas yihadistas en Siria e Irak.

Francia es el país con el mayor contingente de yihadistas occidentales que combaten en Siria e Irak, más de mil, en su mayoría ciudadanos franceses de origen norteafricano y algunos convertidos.

El instinto asesino predomina en los integristas musulmanes

Descripción foto: El instinto asesino predomina en los integristas musulmanes - Hace ya varios años, que desde Israel se realizan ingentes esfuerzos para tratar de advertir al mundo occidental que el peligro del fundamentalismo musulmán no conoce fronteras y que sus fanáticos representantes, por medio de la violencia, intentarán hacer temblar las bases judeocristianas de nuestra civilización imponiendo el terror y el miedo para luego tratar de implantarnos también su credo y sus arcaicas costumbres. Varios y sangrientos atentados, con cientos de víctimas han azotado a países como Gran Bretaña, España, Bélgica, Holanda, Alemania y otros, y siempre se ha tratado de ocultar su verdadero objetivo, que era, el de socavar las bases de una civilización ya instalada y respetada.  Poco a poco el viejo continente ha engrosado su población con oriundos de África y Asia, que profesan la religión musulmana. Con ellos, van sus costumbres, sus formas de vida y su trato hacia las mujeres, extrañas creencias y “modus vivendi”.

La ciudad luz fue sometida a una orgía de sangre. Criminales fanáticos fueron capaces de oscurecer el cielo de Paris y herir el corazón de todo el planeta. Las banderas de la libertad y la creatividad flamean a media asta en todo el mundo. Hubo 12 apóstoles del humor y la provocación intelectual que fueron asesinados por un fundamentalismo incomprensible para cualquier mentalidad democrática. Fueron cobardes porque utilizaron fusiles ametralladoras AK 47 contra lápices y sonrisas. Podría decirse que Paris también tuvo su noche de los lápices. El terrorismo islámico no es un enemigo tradicional. Esta mañana la genial Pilar Rahola dijo en el programa de Longobardi que la prensa tuvo su 11 de setiembre. Esos periodistas valientes, satíricos que no se casaban con nadie fueron derribados como aquellas Torres Gemelas. Pilar, siempre tan correcta en el uso del lenguaje se fue de boca por su profunda indignación y dijo que esos tipos nos han declarado la guerra porque tienen mierda en el cerebro y maldad en el alma. Pero dijo algo más profundo todavía. Cargado de valores republicanos, dijo que las leyes son para todos, pero los dioses son cuestiones privadas de cada uno.

El Primer Ministro Israelí cuando anuncia el llamado anticipado a elecciones.

Descripción foto: El Primer Ministro Israelí cuando anuncia el llamado anticipado a elecciones.  Desde el momento en que sorpresivamente, Netanyahu resolviera disolver el gobierno de coalición a solo  18 meses de haber comenzado su periodo, el panorama político ha comenzado a reestructurarse rápidamente, con algunas movidas inesperadas en el tablero partidario.  La primera y mas sorpresiva,  fue la de  Itzhak Hertzog y Tzipi Livni, lideres del laborista Avodá y de Hatnuá  respectivamente. Hasta su ruptura con Netanyahu, Livni fungía como ministra de Justicia, mientras que Hertzog, encabezaba la bancada  de la oposición. Hertzog y Livni  no solo decidieron ir juntos a las próximas elecciones, sino que además  declararon que de ganarlas, se comprometían a ejercer el poder  de manera  rotativa. O sea, dos años cada uno, en el cargo de primer ministro.

Poco antes de llegar a París para participar en la manifestación antiterrorista, el primer ministro Benjamín Netanyahu recordó a los judíos franceses que Israel era su casa y que allí los esperaban con los brazos abiertos. Israel, dijo, es el hogar de todos los judíos del mundo.

Síntomas preocupantes en la sociedad israelí.  No ocultarlos y debatirlos

Descripción foto: Síntomas preocupantes en la sociedad israelí.  No ocultarlos y debatirlos

Son de los temas que uno como judío y sionista preferiría no tener que escribir (por supuesto que siempre está la otra alternativa: no escribir). Entre otras razones por el temor de que “alguien” haga mal uso de estos comentarios, agregando un elemento más a su arsenal anti-israelí y/o antisemita. Soy conciente de que eso puede ocurrir. No obstante, no puedo permanecer callado. También en Israel hay muchos que no permanecen callados.

El tema preocupa. Por distintas circunstancias la sociedad israelí –o sectores de la misma, no quisiera generalizar- se está alejando de los valores que en su momento tuvieron los "padres fundadores" de la nación. Esto incluye al gobierno que es, parcialmente, también reflejo de la sociedad israelí.

Quiero hacer mención de dos hechos puntuales que son del pasado muy reciente: 

1-El proyecto de “Ley de Nacionalidad” (tema actualmente vigente)

 2-El atentado contra el colegio bilingüe judeo-árabe de Jerusalem.

El proyecto de Ley de Nacionalidad tiende a “afianzar” o “enfatizar” el carácter judío del Estado de Israel. Pero el tema pasa por el hecho de que ese “énfasis” o "afianzamiento" iría en detrimento del carácter democrático del Estado. Sin quererlo –¿o queriendo?- el proyecto contrapone judaísmo a democracia. No hay necesidad de hacerlo. El carácter judío del Estado de Israel ya queda plenamente de manifiesto en la Declaración de Independencia, al mencionarse en uno de sus parágrafos el “Estado judío en la Tierra de Israel”. También queda de manifiesto mediante, por ejemplo, leyes como la Ley del Retorno. ¿Qué más? ¿Qué duda cabe acerca del carácter judío del estado? 

¿Por qué solicitarlo permanentemente hacia adentro y hacia fuera?

Este proyecto de ley mal habido y la percepción que muchos tienen del mismo va en detrimento de la democracia, va en detrimento de  grupos minoritarios que viven en Israel y son ciudadanos con iguales derechos y obligaciones. O debieran serlo.

Quienes elaboraron en su momento la Declaración de Independencia de Israel, con inteligencia  dosis de realismo y sabiduría, formularon una síntesis nada simple entre judaísmo y democracia. ¿Por qué modificarlo ahora? ¿Por qué modificarlo? Éticamente no está bien. Y por si esto fuese poco, echa más leña al fuego. En una situación siempre compleja. Inestable y sensible. Y además: dónde queda la aplicación del precepto bíblico que conceptualmente dice algo así como “Una misma ley habrá para todos los habitantes del país”.

 Por suerte se han levantado voces, como la del propio digno Presidente de Israel, Rivlin , cuestionando con toda clase de argumentos dicho proyecto de ley. Como así  también se han expresado jueces.  Y muchos integrantes de distintas corrientes político-partidarias. 

Porque siguen habiendo  voces sensatas en Israel.

El Primer Ministro Netanyahu tiene, entre otros, un problema muy serio: hay en su gabinete quienes están más a la derecha que él y presionan sobre él. Por otro lado y por fortuna, Israel sigue siendo -¿hasta cuándo?- una sociedad democrática en la cual éste tipo de temas puede francamente discutirse.

Somos especialistas en complicarnos las cosas. 

Esperemos- escribo a título personal-que el proyecto “Ley de Nacionalidad” no salga ni siquiera en una versión moderada. En caso de ser aprobado, de la forma que sea, sería absolutamente  contraproducente: ética y políticamente. Fomentaría aún más división a todo nivel y las consecuencias serían muy malas tanto a nivel interno como  a nivel internacional. 

Pilar Rahola, una de nuestras mejores amigas en el mundo, también se ha manifestado contraria a este proyecto de ley. ¿Estamos dispuestos a perder los pocos amigos que, abiertamente, contra viento y marea se la juegan por nosotros en el mundo?

La red de escuelas Iad Veiad –literalmente "mano con mano"- es un hermoso proyecto que se viene aplicando hace algún tiempo en Israel: escuelas bilingües judeo-árabes. En distintas partes del país. Cerca de 1000 alumnos judíos y árabes participan de las mismas. El objetivo es claro: estimular, desde la más tierna infancia, la convivencia entre los niños árabes y judíos que asisten a dicha red escolar. Tender puentes. Educar hacia la paz. 

Se empieza desde abajo. Es bueno, muy bueno que -a modo de ejemplo- cuando se acerca el shabat tanto unos niños como otros puedan decirse  shabat shalom. Es bueno que los nuestros aprendan a decir “salam”. Es bueno que los niños árabes aprendan a decir "shalom". Es muy bueno que algo así exista (como es muy bueno, muy loable y tiene mucho en común el proyecto de orquesta israelí-árabe-palestina del director Baremboim, más allá de lo polémico del personaje, más allá de dichos suyos con los cuales en lo personal muchas veces no concuerdo). Todo lo que se haga para estimular la convivencia a cualquier edad me parece muy bien. Cuanto antes mejor.

Que “del otro lado” por lo general no hay demasiada reciprocidad es cierto. 

Eso de todos modos no nos exime de hacer, dentro de nuestras posibilidades, lo que debemos hacer.

Hace algunas semanas, una de las escuelas de la red Iad Veiad  en Jerusalem, fue objeto de un atentado realizado por extremistas “nuestros”. Vergüenza.

 Aparecieron “graffitis” en algunas de las aulas de la escuela, algunos de las cuales recordaban al antidemocrático Rabino Kahana, y otros que realmente me da mucha verguenza escribir.

El hecho de que este vandálico acto se haya cometido en momentos en que no había clase, no minimiza el atentado más allá del hecho de que, por cierto,  terroristas de otras partes del mundo realizan sus atrocidades intencionadamente, con los niños adentro.

Los extremistas que atentaron contra Iad Veiad atentaron contra la sana convivencia de los niños. Espero, confío en que no logren su perverso objetivo. Ojalá que aquellos que llevan adelante esta clase de hermosos proyectos humanos no se desesperen y sigan adelante con los mismos.

Hubo muchas voces de protesta en la sociedad israelí por lo ocurrido; está bien y es bueno que esas voces se hagan escuchar cada vez más fuerte. Cuando ocurren estos actos de barbarie quisiera escuchar también las voces de referentes religiosos nuestros (quizá las hubo) que, en nombre de los valores judíos, espero se opongan  con todo su ser.

“Mis” valores judíos, tal como los conozco, entiendo y aprecio, se oponen a estos actos de vandalismo.

Entre el proyecto de Ley de Nacionalidad y lo ocurrido en el Colegio bilingüe judeo-árabe hay de alguna forma algún “cruzamiento”: hay cosas en común.

Somos conscientes que lamentablemente, del lado árabe palestino (incluyendo a la mayoría de los así  llamados “moderados”) hay resistencia al diálogo, al abierto reconocimiento, a la convivencia y por lo tanto a la paz. 

No debemos actuar de la misma forma. En ninguna circunstancia  y bajo ningún concepto.

 En lo que de nosotros dependa, hagamos lo humanamente posible para favorecer la convivencia, la tolerancia y la paz. Por algo se empieza. 

El Proyecto Iad Veiad es un hermoso y buen ejemplo.

Por Lic. Rafael Winter (Rufo)

http://www.mensuarioidentidad.com.uy/israel-y-medio-oriente/israel-en-profundidad/sintomas-preocupantes-en-la-sociedad-israeli

Para entender algo…

Nada está aislado en este fenómeno ideológico que nos ha declarado la guerra global. A pesar de que se habla de “lobos solitarios”, sería un error considerar la tragedia de París como un hecho individual. Y para ayudar a desmentirlo, aporto algunos datos para entender la bien trabada telaraña yihadista.

De entrada, la biografía de los hermanos Kouachi, cuya derivada radical nos ofrece un dato básico: su radicalización se produjo en Francia. Fue el predicador Farid Benyetton, jefe de una célula parisina de reclutamiento de Al Qaeda, quien convirtió a Chérif Kouachi, repartidor de pizzas y amante del rap, en yihadista. Del gimnasio a entrenador deportivo, y de ahí a aprender a usar un kaláshnikov. Su hermano Said siguió sus pasos y acabó entrenándose en campos de Al Qaeda en Yemen. El carnet que se olvidaron en el Citroën, después de la matanza, era suyo. Si comparamos estas biografías con las de otros yihadistas con pasaporte europeo que han asesinado por doquier, el patrón es el mismo: su adoctrinamiento se produce en casa, en cualquier rincón de un barrio de París, de Londres, de Barcelona… Y sus adoctrinadores siempre mueven mucho dinero. Recordemos al argelino Belgacem Bellil, vecino de Vilanova, reclutado para convertirse en suicida. Mató a 19 soldados italianos y a nueve iraquíes en Nasiriya.

El “rais” palestino Mahmud Abbas o Abu Mazen su nombre de guerra

Descripción foto: El “rais” palestino Mahmud Abbas o Abu Mazen su nombre de guerra

El Hamás pretende derrocar a Abbas como lo hizo en 2007 en Gaza. Así lo verán en la película subtitulada que les ofrecemos. En el pasado cercano, Israel ha desarticulado un plan concreto para derrocar al Presidente de la Autoridad Palestina. Mientras esto sucede, Abbas no pierde oportunidad para demonizar a Israel en la arena internacional, amenaza con llevar a juicio al estado hebreo ante las cortes internacionales y, desde su canal de televisión, fomenta el odio hacia los judíos basado en un antisemitismo islamonazi. Este es el dilema “Mahmud Abbas”.

Probablemente, la presencia del líder de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, en la marcha de unidad celebrada en París le pareció muy natural a aquéllos cuyo conocimiento de sus actividades se limita a las declaraciones en las que el presidente Obama y el secretario de Estado Kerry lo alaban como campeón de la paz. Pero Abás –a quien se concedió un lugar inusualmente destacado en primera fila de la marcha, al lado del presidente francés François Hollande, equilibrando simétricamente la presencia de al otro lado de éste del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu– llevó todo un bagaje al evento, por lo que se refiere a su propia asociación con el terrorismo y con la incitación al odio a los judíos. El instinto de los medios de comunicación es celebrar la presencia de Abás en la marcha junto a Netanyahu como una prueba de que éste fue un momento Kumbayá trascendente que supondrá un punto de inflexión en la lucha contra el terrorismo y el antisemitismo. Pero los observadores más sobrios se plantearán la cuestión de si el lamentable historial de Abás en estas cuestiones hace más por minar el progreso que lo que el simbolismo del momento hizo por favorecerlo.

Es hora de levantar defensas, pero no muros

Descripción foto: El Domingo se vivió en Paris la primera manifestación europea de la historia

Doce caras. Doce nombres, algunos de los cuales fueron pronunciados en voz alta, como se hace con los condenados a muerte antes de su ejecución. Doce símbolos de la libertad, asesinados y hoy llorados por el mundo entero. Por esos doce, por Charb, Cabu, Wolinski, Tignous, Bernard Maris y todos los demás, por estos mártires del humorismo que nos hicieron morir de risa tantas veces mientras que ellos murieron en serio, lo mínimo que podemos hacer es demostrar la grandeza de su compromiso, de su coraje, y hoy, de su legado.