Aristóteles Sandoval se reunió con directivos de Aqwise, Teva, Ormat, Netafim y Elbit Systems.

Irineo Velazco / Diario Judío México – Las fortalezas de Jalisco en los sectores agroalimentario, tecnológico y de mejora regulatoria, así como la apertura fiscal de las autoridades federales, y en particular las delGobierno del Estado para propiciar beneficios mutuos con la llegada de nuevas inversiones, fortalece el interés y acercamiento con empresarios de Israel.

El icónico músico brasilero, que cantó por última vez en Israel en la década el '80, llegará al país como parte de su tour internacional por el aniversario número 50 de su popular álbum 'Brasil 66'. Las entradas costarán a partir de 249 shekels.

En al menos cinco ocasiones, el Antiguo Testamento relata historias de agua obtenida o recuperada milagrosamente. "Por desgracia, a nosotros nadie nos ha dado esa receta", bromea Shlomi Kostelitz, miembro del Grupo de Tecnologías del Agua de la Universidad Ben Gurion. Y haría falta. La región es una de las más deficientes en agua del mundo: en Israel, casi el 80% de los recursos renovables de agua dulce se aprovechan cada año, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO). En países vecinos, como Jordania o Egipto, esa cifra supera el 95%.

Un novedoso proyecto propone el aprendizaje de la lengua como base para el entendimiento mutuo y la transformación de la región.

La lengua desempeña un papel fundamental en la vida (y la muerte) de los seres humanos. Grandes discursos han empujado a muchas naciones y a varias religiones a guerras terribles. Por otra parte, también ha hecho posibles conversaciones de paz y concentraciones contra la violencia. En otras palabras: ha sido una fuerza constantemente mutable.

Itongadol.- Esta semana se dio inicio a una colaboración única entre los investigadores del Instituto de Nanotecnología y Materiales Avanzados de la Universidad Bar-Ilan y el Instituto Nacional de Nanotecnología pertenecientes a la Academia China de Ciencias en Pekín (NCNST). Como parte del proyecto comenzaran ocho investigadores de la Universidad Bar-Ilan a trabajar en conjunto con ocho investigadores del Instituto de Beijing.