SALPICON DE POLLO Y ANANA

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

¿Qué tal un primer plato de pollo? Nada mejor que un salpicón bien sazonado para empezar un menú, o en una fuente bien adornada, en la mesa de buffet.
Y para Shabat es especial.

¿Qué tal un primer plato de pollo? Nada mejor que un salpicón bien sazonado para empezar un menú, o en una fuente bien adornada, en la mesa de buffet.
Y para Shabat es especial.


SALPICON DE POLLO Y ANANA
Ingredientes
1 pollo de 1 y ½ kg.
1 taza de jugo de naranja
½ taza de jugo de limón
6 rebanadas de ananá en almíbar
1 taza de almendras peladas y tostadas
6 huevos duros
1 taza de mayonesa
Sal, eneldo seco
3 cucharadas de aceite
Elaboración
Cocinamos al horno el pollo sin piel, como hacemos siempre, y así nos aseguramos que quedará desgrasado. Sólo lo rociamos con abundante jugo de limón y naranja antes de la cocción. Cuando está pronto, lo trozamos para el salpicón.
Cortamos las rebanadas de ananá en ocho partes, mezclamos con los huevos duros picados a cuchilla y agregamos el pollo. Mezclamos la mayonesa con eneldo y aceite y la volcamos sobre la preparación, revolviendo con cuchara de madera, cuidadosamente, hasta integrar todo parejo. Sumergimos las almendras en agua hirviendo, retiramos las membranas marrones y las secamos con un paño. En una sartén tostamos las almendras sobre fuego suave. Las “sembramos” sobre el salpicón y ya lo tenemos pronto para llevar a la mesa, caliente, tibio o frío.
¡Shabat shalom para todos con alegría!
Receta elegida del libro “Pasión por el Sabor” de Silvia Ginerman. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.