SEÑOR BORSHT

Cocina Judia
Tipo y tamaño de letra

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
El Borsht es todo un señor y no hay vuelta que darle. No se llama de otra manera que borsht, porque sólo del lado ruso viene. Y lo conocemos con diferentes sabores: dulce, agri-dulce, salado, con crema, con carne, pero siempre, con remolachas y su seductor color. Tenemos claro: si hablamos de borsht, es de remolacha. Pero si hablamos de borsht de…es porque aparece algún otro ingrediente, que hasta le cambia el color.

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
El Borsht es todo un señor y no hay vuelta que darle. No se llama de otra manera que borsht, porque sólo del lado ruso viene. Y lo conocemos con diferentes sabores: dulce, agri-dulce, salado, con crema, con carne, pero siempre, con remolachas y su seductor color. Tenemos claro: si hablamos de borsht, es de remolacha. Pero si hablamos de borsht de…es porque aparece algún otro ingrediente, que hasta le cambia el color.
SEÑOR BORSHT
Sabor agri – dulce
Ingredientes
1 kg. de remolachas tiernas
½ cucharadita de sal
½ taza de azúcar
Jugo de limón a gusto
2 yemas
1 taza de pasas de ciruela
1 taza de pasas de uva
Elaboración
Ponemos las remolachas con cáscara en agua y cocinamos hasta que estén casi tiernas. Quiero decir, todavía un poco duras. Retiramos, dejamos entibiar y pelamos (la cáscara se desprende con facilidad). Rallamos las remolachas con rallador grueso y ponemos en una cacerola con azúcar, sal, pasas de ciruela y de uva y agua que cubra todo.
Ponemos a cocinar, cuidando el punto de pasas de ciruela que no se deshagan, sino solamente conservamos el hervor para que los ingredientes se unan en sus sabores.
Agregamos agua caliente de a poquito, para conservar la cantidad de líquido. Cuando está a punto, agregamos el jugo de limón de a poco, hasta lograr el sabor que nos da placer.
Desleímos las yemas con un poquito del jugo de la preparación, luego agregamos un poquito más y volcamos en todo el borsht, revolviendo suavemente.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Podemos servirlo en plato hondo o cazuela o en una jarra para tomarlo como bebida bien helada. Si se desea, agregamos un copete de crema ácida.
Shabat shalom para todos con alegría.
Texto y receta elegidos del libro “El Sabor de los Recuerdos” de Silvia Ginerman.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.