BIENVENIDO SHABAT A MI MESA Y JANUCA TAMBIÉN

Ya preparamos las velitas de colores o el aceite adecuado y la janukiá (el candelabro de 9 brazos) para encender todos los días, cada día una más, agregando más bondad y santidad en las vidas. Se acostumbra regalar monedas a los niños en la quinta noche de Jánuca.

BIENVENIDO EL SHABAT A MI MESA
Algo dulce y...para toda hora. Para acompañar nuestro acostumbrado "te con limón", el café de la sobremesa de Shabat, o el tecito de hierbas, o...el mate! Estos bizcochos los elaboraba mi mamá muy a menudo, y creo que nunca le salieron dos veces iguales. Algo siempre cambiaba, pero eran una delicia segura. Nuestros sabores tradicionales nos acompañan y son bienvenidos en todos los paladares. Y esta receta es especial para todo momento, para todos, endulzando el Shabat.

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Es en Shabat que la tradición y todo su sentir se visten de gala: se recibe con el encendido de las velas, antes de que se oculte el sol el viernes ("esas velas" que iluminan desde el corazón, el hogar), y más tarde, la bendición del vino en el Kidush y del pan; se despide con la ceremonia de la Avdalá, cuando salen las primeras estrellas al finalizar el sábado. Y con la familia reunida.

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Para Shabat siempre nos preocupamos de llevar a nuestra mesa bocados tradicionales y también novedosos. La jalá no podrá faltar nunca, pero también podemos agregar otros pancitos a modo de bocados "sorpresa". Los serviremos calentitos, rellenos con lo que más nos guste y serán disfrutables

Preparar la mesa de Shabat es una motivación especial. Empezamos haciendo la lista de lo que queremos cocinar, luego la lista de las compras que haremos para llevar a cabo las preparaciones y después......¡entramos a la cocina!
Y este es un momento muy importante, en el que empezamos imaginando la alegría que llevaremos a nuestra mesa, con los bocados sabrosos. Y por sobre todo, es la oportunidad de agradecer a Hashem por darnos la oportunidad y los medios para cubrir la mesa con el mantel blanco y celebrar el Shabat con amor.

Se piensa generalmente que la tierra es la madre, que el tiempo es dinero y el éxito el compañero. El séptimo día recuerda que D's es el Padre, que el tiempo es vida y el espíritu el compañero. En el tempestuoso océano del tiempo y el trabajo afanoso, existen islas de serenidad donde el hombre puede hallar refugio y reencontrar su dignidad. La Isla es el séptimo día, el Shabat, día de desprendimiento de las cosas y asuntos materiales y de adhesión al espíritu.

BIENVENIDO SHABAT EN MI MESA
Hay recetas tradicionales que no sabemos bien cuándo fue la primera vez
que la saboreamos, pero sabemos sí, que nos encanta desde el primer día.
Algo así nos pasa con esta receta, que seduce siempre...y más todavía cuando la servimos en Shabat con nuestra mejor sonrisa.

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Hay recetas que nos salvan de todos los aprietos. Que si no te da el tiempo. Que si estás cansada. Que si quieres salir rápido de la cocina. Todo vale y hay que considerar la posibilidad de no contradecirse. Este comentario es oportuno, ya que la receta que te convido en esta página, es especial para todas las ocasiones....y para llegar a Shabat sin estress ni cansancio....porque es tan fácil!

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Las berenjenas son personajes importantes en cuanta obra culinaria participen. Tienen un sabor intenso que domina el panorama gustativo, y como si fuera poco, son deliciosas. Integradas a cantidad de recetas en Israel y sus alrededores, las encontramos en todas las mesas como ensalada, como plato principal y....hasta hay quien prepara ¡dulce de berenjenas!

Página 6 de 7