Las crèpes o panqueques, según el idioma que les guste más, son siempre seductores. Con el relleno que sea, dulce o salado, siempre son un bocado delicado al paladar, disfrutable.
Esta receta es “algo” diferente a la que estamos acostumbrados: sabrosa, muy versátil y por supuesto, fácil de elaborar.

Les gusta el pan…pero chatito, y con sabores propios, ¡mejor todavía!
Claro, también alguien pensó en paladares soñadores de estos sabores y creó esta maravilla: la focaccia. Con la base de masa “bajita, poco leudada, pero no chata” y la imaginación volando, creamos aromas y sabores que serán del placer de todos.
Y para empezar…

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Panes o pancitos hechos en casa siempre nos dan placer. Entonces agregamos sabores diferentes y obtenemos bocados como para el desayuno o para “algún momento del día”. Este pan con el que los convido hoy es lácteo y muy sabroso.

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Cuando decimos “salpicón” parece que todo se acepta. Vegetales combinados con carnes, pescados, con otros vegetales y con otros ingredientes…todo viene bien. Y con buenos condimentos, logramos platos preciosos y muy bienvenidos, sobre todo cuando hace calor. Platos frescos, con pocas calorías, y sabrosos…¿qué más?
Hoy los convido con el

BIENVENIDO SHABAT A MI MESA
Siempre es grato saborear pancitos caseros. Las jalot que hacemos para Shabat son un buen ejemplo placentero. Y también lo es la presencia de pancitos para la merienda, hechos en casa como estos con que les convido hoy. Son casi una golosina: dorados, dulces, tiernos, hasta parecen bizcochos…¡tentadores a toda hora!

BIENVENIDO SHABAT Y ROSH HASHANA EN MI MESA
En la mesa de Rosh Hashaná hay un bocado dulce que no puede faltar. Ese que perfuma toda la casa y que año a año espera toda la familia. Esta señora torta lucirá en la mesa y…¿qué tal si hacemos una pequeña para que cada invitado la lleve también a su hogar? Es importante no dejar a nadie solo en esta fecha y si miramos a nuestro alrededor, seguramente encontraremos a alguien a quien invitar.
Para esta Mesa (con mayúscula) los convido con:

¡Qué lindo es sorprender a nuestros comensales con “algo” diferente en la mesa!
Servimos las ensaladas acompañadas de patés diferentes que combinarán muy bien.

Esta era una de las especialidades de Mashe Z”L. Desde que la probé, me sedujo de tal forma, que la relación con mi suegra se me hizo dulce como este tzimes. Pruébalo con tu nuera, o con tu suegra, o con quien quieras tener una dulce relación. Este plato no puede faltar en nuestra mesa de Rosh Hashaná.

Siempre es práctico tener una preparación como la que les convido hoy, acompañando las ensaladas de la mesa de Shabat. Después de disfrutar del pescado, llevaremos a la mesa esta fuente de paté que puede estar moldeado, prensado o cremoso como para untar.

 

El Señor Ajo es todo un personaje en la cocina y ¡en el plato!
Además de importantes aceites esenciales, el ajo contiene las vitaminas A, B y C, así como elementos de acción antibacteriana. El ajo es un poderoso desintoxicante para el cuerpo, ya que favorece la función de los riñones. Reduce asimismo la hipertensión arterial, fortalece los vasos coronarios y puede reducir claramente el nivel de colesterol y de otros lípidos en la sangre.