¿Por qué un día tan espiritual debe incluir delicias físicas?
por Rav Dovid Rosenfeld
Facebook229GmailTwitterMás...85
Shavuot nunca tuvo el potencial de marketing de otras festividades: no tiene matzá, velas coloridas, lulav, shofar ni se dan regalos. Como resultado, es la menos conocida de las festividades judías. No tiene nada para venderse a sí misma, ningún símbolo que capture la imaginación.

No cabe duda -independientemente del mayor o menor grado de religiosidad de cada individuo-, que El Creador nos ha entregado un legado maravilloso y complejo, para que nosotros -las distintas generaciones que habitamos el mundo-, ordenemos y mejoremos las condiciones de vida presentes y futuras de toda la humanidad.

Ribbono shel 'olam... ...

"Amo del Universo! He aquí que yo perdono a todo aquel que me haya dañado u ofendido. Ya sea que su ofensa haya sido hacia mi persona o hacia mi honor, o si me hubiera perjudicado materialmente o de cualquier otra manera. Ya sea que sus malas acciones hacia mí hayan sido realizadas involuntaria o deliberadamente, por negligencia o con premeditación; a través de palabras o de acciones físicas... He aquí que yo perdono a todo Yehudí. Y te pido a Ti, HaShem, que ninguna persona sea castigada por mi culpa ... "

Durante miles de años, en tiempos de emoción y anhelo, Jerusalén siempre ha estado en el corazón del pueblo judío. Esta ciudad santa está presente en los momentos más significativos de cada judío – en las oraciones, en la boda, en las bendiciones e incluso en los días de pesar. Jerusalén ha sido mencionada como la fuente de la fortaleza y el coraje del Pueblo de Israel durante generaciones, y sigue siéndolo hoy en día. El pueblo judío ha esperado el momento en que sus labios tocaran el último remanente del Templo y el momento de regresar a sus raíces por más de dos mil años.

Hoy en día, cincuenta años después de la reunificación de la ciudad, vemos con orgullo las puertas abiertas de Jerusalén, su libertad de religión y de culto, su increíble combinación de lo antiguo y lo moderno. Es una metrópoli palpitante, un lugar de industria y comercio, de entretenimiento, de historia, de orgullo y de unidad.

Les invito a participar en la celebración de cincuenta años de nuestra capital reunificada y llegar a Israel a través del programa Lejaim Yerushalaim de la Organización Sionista Mundial. Nuestro objetivo es traer a Israel muchos adultos jóvenes de la Diáspora, a los futuros líderes, para sentir, celebrar, regocijarse y experimentar la reunificación de Jerusalén. Por medio de esta singular iniciativa estos jóvenes tendrán la oportunidad de crear y ser protagonistas de su propia experiencia israelí. Familias israelíes de todo el país recibirán a los jóvenes de las comunidades judías del mundo durante su estadía en la Semana de Jerusalén. El hecho de ser recibidos por familias israelíes permitirá a los participantes obtener una sensación real de la vida en Israel; podrán experimentar la gran atmósfera, la comida, los aromas, las celebraciones y la alegría. La oportunidad de participar en los eventos en honor de Yom Yerushalaim otorgará a los participantes una sensación de pertenencia y será una experiencia única para ellos. Invito a ustedes, dirigentes de las organizaciones, a transmitir la información respecto a Lejaim Yerushalaim a sus representantes y a las diferentes comunidades alrededor del mundo; a estimular a activistas y amigos a llegar a Israel para una gran celebración israelí.
Todos los pasajes adquiridos a través de las oficinas de EL AL en todo el mundo, tendrán un 10% de descuento. Cualquier organización, representante o emisario que traiga 50 participantes del mismo lugar tendrá derecho a un pasaje gratis. Para mayor información e inscripción dirigirse a: https://yerushalayim.info.
La OSM felicita a los participantes de Lejaim Yerushalaim.
¡Este año en la Jerusalén reconstruida!

¡Lejaim Yerushalaim!

Yaakov Hagoel
Vicepresidente, Organización Sionista Mundial

Todos sabemos la importancia de pedir perdón antes de Yom Kippur a quienes pudimos haber dañado u ofendido.  La Torá nos explica que en Yom Kippur NO seremos perdonados por las ofensas contra otras persona, a menos que primero les pidamos perdón. Y también es muy importante saber perdonar. (Nos estamos refiriendo al perdón social -amigos, seres queridos, compañeros- no al perdón político o criminal).   Cuando alguien se disculpa con nosotros por habernos ofendido, etc. debemos estar dispuestos a perdonar y olvidar.

Purim Katán y Purim Meshulash

A partir del comienzo del mes de Adar debemos incrementar nuestra felicidad, pues nuestros antepasados vieron la salvación de D'os no solamente durante los días de la fiesta de Purim, sino que todo el mes de Adar representó para ellos alegría en lugar de tristeza, como está escrito en la meguilá de Ester: "…y en el mes que se les transformó a ellos la tristeza en alegría y el duelo en día festivo…".

Los Días de Purim

En la meguilat Ester (capítulo 9), se nos relata que el trece de Adar, a pesar de que los enemigos de los judíos planearon destruirlos, lo opuesto ocurrió: los judíos se prepararon para la guerra, y finalmente dominaron a todos sus enemigos, pues nadie se les enfrentó en todo el reino del Rey Ajashverosh, pues los enemigos de los judíos temían de ellos y de la importancia de Mordejai en el reino de Ajashverosh. En ese día también mataron a los diez hijos de Hamán.

La reina Ester le pidió a Ajashverosh permiso para que la guerra continúe un día más - el 14 de Adar - en Shushán, la capital del reino, y que en ese día sean colgados los hijos de Hamán, que ya habían sido muertos el día anterior. En el resto de las ciudades los judíos festejaron y se alegraron en el día 14 de Adar y los judíos de Shushán, la ciudad capital, festejaron y se alegraron en el día 15. Y es por eso que a partir del año siguiente se decretó la fiesta de Purim en la cual los judíos deben alegrarse, comer y beber, enviar comidas a otros judíos, y dar caridad a los pobres.

Y por esta razón en la gran mayoría de las ciudades del mundo la fiesta de Purim se festeja el día 14 de Adar, pues en ese día los judíos festejaron su victoria y su salvación. Sin embargo, los judíos que viven en ciudades que tienen murallas (desde la época de Iehoshúa Bin Nun, por ejemplo: Jerusalem), deben festejar Purim el día 15 de Adar y no el 14, ya que en Shushán, la capital del Imperio de Ajashverosh que era una ciudad amurallada, los judíos no sólo pelearon el día 13 de Adar sino también el 14, y es por eso que ellos descansaron y festejaron recién el día 15 de Adar, y ese día es conocido con el nombre de Shushán Purim (Purim de Shushán).

Alegría Verdadera

Para honrar al día de Purim debemos vestir ropas de shabat así como también arreglar la casa y preparar una linda mesa para la seudá.

La alegría en la fiesta de Purim es uno de los puntos centrales de este día y debemos tener cuidado en no confundir alegría con frivolidad. La alegría que fuimos ordenados tener es una alegría por el cumplimiento de la voluntad de D'os que nos servirá para apegarnos más a Él y servirlo fielmente. Pero si la alegría de Purim no tiene este objetivo, y podrá llevarnos a cometer transgresiones, entonces en lugar de ser mitzvá alegrarse, será una prohibición.

A diferencia de shabat y otros días de fiesta, en Purim está permitido realizar todo tipo de trabajos como ser encender la luz, viajar en auto, etc. Sin embargo, respecto de trabajar en la profesión de uno (por ejemplo: construcción, carpintería, etc.) la costumbre general es abstenerse. De todas formas, trabajos que están relacionados con alguna mitzvá o trabajos necesarios para el mismo Purim, están permitidos. Aquellos que celebran Purim el 14 de Adar, tienen permitido trabajar el 15 y viceversa.

Purim Katán y Purim Meshulash

En los años embolismales, donde en lugar de 12 meses hay 13 (Adar I y II), la fiesta de Purim se debe festejar en el segundo Adar, pues ésta siempre debe ser festejada 30 días antes de la fiesta de Pesaj que cae el 15 de Nisán. Sin embargo, es bueno comer una comida un poco mejor de lo normal el día 14 del primer Adar, y a este día se lo llama Purim Katán (pequeño Purim).

De acuerdo con nuestro calendario el día 14 de Adar nunca caerá un sábado, pero el día 15 de Adar de hecho sí puede llegar a caer en shabat. En este caso los Sabios decretaron que no se lea la meguilá de Ester en shabat ante la posibilidad de que alguien cargue la meguilá en la vía pública en el día de shabat.

Es por eso que en las ciudades amuralladas (por ejemplo: Jerusalem) cuando el día 15 de Adar cae en shabat se adelanta la lectura de la Meguilá de Ester al día anterior, es decir al 14 de Adar, como el resto de las ciudades del mundo. También en este día se debe cumplir con la mitzvá de entregar los regalos a los pobres.

Por otro lado, la mitzvá del envío de alimentos y la realización de la comida festiva se debe efectuar el día domingo 16 de Adar.

Comienzan los Iamin Noraim, -las Altas Fiestas del Pueblo Judio-, donde millones de hombres y mujeres en todos los continentes, se preparan para encontrarse frente a El Creador; momento a partir del cual, el mundo será juzgado y se decretará lo que sucederá en el transcurso del año.

El mes de Elul es el último mes del calendario hebreo. Con el primer día, comienzan los cuarenta días en los que Moshe Rabeinu, subió por tercera vez al Monte Sinaí para pedir el Perdón de Di-s por el pecado del becerro de oro y recibir a su vez, las segundas Lujot (Tablas de la Ley). Estos fueron días de misericordia para el pueblo de Israel. Todo el pueblo se reunió para rezar y ayunar hasta que en el dia de Iom Hakipurim (40 dias despues), fueron perdonados por Di-s. Es por ese motivo que estos días se fijaron como dias de arrepentimiento y reflexión.

Año tras año, siglo tras siglo; el Pueblo Judío ha hecho lo mismo, aprovechando este tiempo de verdadera introspección, para comunicarse con su Di-s único, para buscar y tratar de encontrar respuestas a las conductas humanas, a las transgresiones, a los errores y también a los aciertos, para generar una especie de balance que nos coloque humildemente, desnudos frente a nosotros mismos, para pedir perdón por tantos yerros y con la firme esperanza de enmendarlos, de luchar por un año diferente, donde nuestra tarea pueda modificar lo ya ocurrido.

Diferentes ideas, tendencias y hasta expresiones, son las que tenemos todos los seres humanos. Los Sabios nos enseñan para estas fechas que existen 3 Pilares: La Teshuva, La Tefilá y la Tzedaka.

Es decir, la unión de la fibra interior de cada uno para pedir perdón junto a la acción positiva para enmedar las transgresiones. La Oración, que puede resumirse como el acercamiento mas profundo a Di-s . Y el aumento desde aquí hacia el futuro de las Buenas Acciones, acciones básicas del comportamiento humano para ayudar a los necesitados, donde nos separa el camino entre la abundancia y la pobreza, entre el olvido y el encuentro.

Rosh Hashana, conmemora el día en que Di-s creó el mundo; o según el Rabino Eleazar ben Shammua, el día de la Creación del hombre. El sonido del Shofar, nos indica que hemos penetrado en otra dimensión, aquella en que nosotros como individuos, debemos reflexionar y entender que vivimos rodeado de otros seres, que les debemos respeto y comprensión, que cada año que transcurre es un lapso finito de tiempo, que acorta nuestras vidas pero que agranda nuestros conocimientos y nuestros verdaderos sentimientos.

Nos reunimos con nuestras familias, con nuestros amigos y recordamos en nuestras mesas junto a nuestros propios sabores y olores tan típicos, que tenemos el peso de una gran rsponsabilidad, que somos libres, que podemos crecer y ayudar a crecer, no solo a nuestros hijos, sino a los hijos de nuestros hijos, para que todas las futuras generaciones, tengan la posibiliad de habitar en un mundo mejor.

Realicemos cada uno nuestra tarea; pensemos, soñemos, oremos...., todo cabe en nuestro espíritu y en nuestros corazones, que nos fueron otorgados para cumplir una pequeña y noble misión: honrar la vida.

Shana Tova UMetuka para todos los hombres de buena voluntad.

Jose Caro

5777