Feliz Purim

Cultura Judía
Tipo y tamaño de letra

Purim Katán y Purim Meshulash

A partir del comienzo del mes de Adar debemos incrementar nuestra felicidad, pues nuestros antepasados vieron la salvación de D'os no solamente durante los días de la fiesta de Purim, sino que todo el mes de Adar representó para ellos alegría en lugar de tristeza, como está escrito en la meguilá de Ester: "…y en el mes que se les transformó a ellos la tristeza en alegría y el duelo en día festivo…".

Los Días de Purim

En la meguilat Ester (capítulo 9), se nos relata que el trece de Adar, a pesar de que los enemigos de los judíos planearon destruirlos, lo opuesto ocurrió: los judíos se prepararon para la guerra, y finalmente dominaron a todos sus enemigos, pues nadie se les enfrentó en todo el reino del Rey Ajashverosh, pues los enemigos de los judíos temían de ellos y de la importancia de Mordejai en el reino de Ajashverosh. En ese día también mataron a los diez hijos de Hamán.

La reina Ester le pidió a Ajashverosh permiso para que la guerra continúe un día más - el 14 de Adar - en Shushán, la capital del reino, y que en ese día sean colgados los hijos de Hamán, que ya habían sido muertos el día anterior. En el resto de las ciudades los judíos festejaron y se alegraron en el día 14 de Adar y los judíos de Shushán, la ciudad capital, festejaron y se alegraron en el día 15. Y es por eso que a partir del año siguiente se decretó la fiesta de Purim en la cual los judíos deben alegrarse, comer y beber, enviar comidas a otros judíos, y dar caridad a los pobres.

Y por esta razón en la gran mayoría de las ciudades del mundo la fiesta de Purim se festeja el día 14 de Adar, pues en ese día los judíos festejaron su victoria y su salvación. Sin embargo, los judíos que viven en ciudades que tienen murallas (desde la época de Iehoshúa Bin Nun, por ejemplo: Jerusalem), deben festejar Purim el día 15 de Adar y no el 14, ya que en Shushán, la capital del Imperio de Ajashverosh que era una ciudad amurallada, los judíos no sólo pelearon el día 13 de Adar sino también el 14, y es por eso que ellos descansaron y festejaron recién el día 15 de Adar, y ese día es conocido con el nombre de Shushán Purim (Purim de Shushán).

Alegría Verdadera

Para honrar al día de Purim debemos vestir ropas de shabat así como también arreglar la casa y preparar una linda mesa para la seudá.

La alegría en la fiesta de Purim es uno de los puntos centrales de este día y debemos tener cuidado en no confundir alegría con frivolidad. La alegría que fuimos ordenados tener es una alegría por el cumplimiento de la voluntad de D'os que nos servirá para apegarnos más a Él y servirlo fielmente. Pero si la alegría de Purim no tiene este objetivo, y podrá llevarnos a cometer transgresiones, entonces en lugar de ser mitzvá alegrarse, será una prohibición.

A diferencia de shabat y otros días de fiesta, en Purim está permitido realizar todo tipo de trabajos como ser encender la luz, viajar en auto, etc. Sin embargo, respecto de trabajar en la profesión de uno (por ejemplo: construcción, carpintería, etc.) la costumbre general es abstenerse. De todas formas, trabajos que están relacionados con alguna mitzvá o trabajos necesarios para el mismo Purim, están permitidos. Aquellos que celebran Purim el 14 de Adar, tienen permitido trabajar el 15 y viceversa.

Purim Katán y Purim Meshulash

En los años embolismales, donde en lugar de 12 meses hay 13 (Adar I y II), la fiesta de Purim se debe festejar en el segundo Adar, pues ésta siempre debe ser festejada 30 días antes de la fiesta de Pesaj que cae el 15 de Nisán. Sin embargo, es bueno comer una comida un poco mejor de lo normal el día 14 del primer Adar, y a este día se lo llama Purim Katán (pequeño Purim).

De acuerdo con nuestro calendario el día 14 de Adar nunca caerá un sábado, pero el día 15 de Adar de hecho sí puede llegar a caer en shabat. En este caso los Sabios decretaron que no se lea la meguilá de Ester en shabat ante la posibilidad de que alguien cargue la meguilá en la vía pública en el día de shabat.

Es por eso que en las ciudades amuralladas (por ejemplo: Jerusalem) cuando el día 15 de Adar cae en shabat se adelanta la lectura de la Meguilá de Ester al día anterior, es decir al 14 de Adar, como el resto de las ciudades del mundo. También en este día se debe cumplir con la mitzvá de entregar los regalos a los pobres.

Por otro lado, la mitzvá del envío de alimentos y la realización de la comida festiva se debe efectuar el día domingo 16 de Adar.

Purim Katán y Purim Meshulash

A partir del comienzo del mes de Adar debemos incrementar nuestra felicidad, pues nuestros antepasados vieron la salvación de D'os no solamente durante los días de la fiesta de Purim, sino que todo el mes de Adar representó para ellos alegría en lugar de tristeza, como está escrito en la meguilá de Ester: "…y en el mes que se les transformó a ellos la tristeza en alegría y el duelo en día festivo…".

Los Días de Purim

En la meguilat Ester (capítulo 9), se nos relata que el trece de Adar, a pesar de que los enemigos de los judíos planearon destruirlos, lo opuesto ocurrió: los judíos se prepararon para la guerra, y finalmente dominaron a todos sus enemigos, pues nadie se les enfrentó en todo el reino del Rey Ajashverosh, pues los enemigos de los judíos temían de ellos y de la importancia de Mordejai en el reino de Ajashverosh. En ese día también mataron a los diez hijos de Hamán.

La reina Ester le pidió a Ajashverosh permiso para que la guerra continúe un día más - el 14 de Adar - en Shushán, la capital del reino, y que en ese día sean colgados los hijos de Hamán, que ya habían sido muertos el día anterior. En el resto de las ciudades los judíos festejaron y se alegraron en el día 14 de Adar y los judíos de Shushán, la ciudad capital, festejaron y se alegraron en el día 15. Y es por eso que a partir del año siguiente se decretó la fiesta de Purim en la cual los judíos deben alegrarse, comer y beber, enviar comidas a otros judíos, y dar caridad a los pobres.

Y por esta razón en la gran mayoría de las ciudades del mundo la fiesta de Purim se festeja el día 14 de Adar, pues en ese día los judíos festejaron su victoria y su salvación. Sin embargo, los judíos que viven en ciudades que tienen murallas (desde la época de Iehoshúa Bin Nun, por ejemplo: Jerusalem), deben festejar Purim el día 15 de Adar y no el 14, ya que en Shushán, la capital del Imperio de Ajashverosh que era una ciudad amurallada, los judíos no sólo pelearon el día 13 de Adar sino también el 14, y es por eso que ellos descansaron y festejaron recién el día 15 de Adar, y ese día es conocido con el nombre de Shushán Purim (Purim de Shushán).

Alegría Verdadera

Para honrar al día de Purim debemos vestir ropas de shabat así como también arreglar la casa y preparar una linda mesa para la seudá.

La alegría en la fiesta de Purim es uno de los puntos centrales de este día y debemos tener cuidado en no confundir alegría con frivolidad. La alegría que fuimos ordenados tener es una alegría por el cumplimiento de la voluntad de D'os que nos servirá para apegarnos más a Él y servirlo fielmente. Pero si la alegría de Purim no tiene este objetivo, y podrá llevarnos a cometer transgresiones, entonces en lugar de ser mitzvá alegrarse, será una prohibición.

A diferencia de shabat y otros días de fiesta, en Purim está permitido realizar todo tipo de trabajos como ser encender la luz, viajar en auto, etc. Sin embargo, respecto de trabajar en la profesión de uno (por ejemplo: construcción, carpintería, etc.) la costumbre general es abstenerse. De todas formas, trabajos que están relacionados con alguna mitzvá o trabajos necesarios para el mismo Purim, están permitidos. Aquellos que celebran Purim el 14 de Adar, tienen permitido trabajar el 15 y viceversa.

Purim Katán y Purim Meshulash

En los años embolismales, donde en lugar de 12 meses hay 13 (Adar I y II), la fiesta de Purim se debe festejar en el segundo Adar, pues ésta siempre debe ser festejada 30 días antes de la fiesta de Pesaj que cae el 15 de Nisán. Sin embargo, es bueno comer una comida un poco mejor de lo normal el día 14 del primer Adar, y a este día se lo llama Purim Katán (pequeño Purim).

De acuerdo con nuestro calendario el día 14 de Adar nunca caerá un sábado, pero el día 15 de Adar de hecho sí puede llegar a caer en shabat. En este caso los Sabios decretaron que no se lea la meguilá de Ester en shabat ante la posibilidad de que alguien cargue la meguilá en la vía pública en el día de shabat.

Es por eso que en las ciudades amuralladas (por ejemplo: Jerusalem) cuando el día 15 de Adar cae en shabat se adelanta la lectura de la Meguilá de Ester al día anterior, es decir al 14 de Adar, como el resto de las ciudades del mundo. También en este día se debe cumplir con la mitzvá de entregar los regalos a los pobres.

Por otro lado, la mitzvá del envío de alimentos y la realización de la comida festiva se debe efectuar el día domingo 16 de Adar.