Nuevas oficinas en Perú y Chile fortalecen alianzas comerciales para Israel

Comunidades
Tipo y tamaño de letra

Con la apertura de oficinas comerciales en Perú y Chile a principios de este mes, Israel está en camino a una mayor integración con la Alianza del Pacífico – un grupo comercial que incluye a ambos países, así como Colombia y México – abriendo oportunidades comerciales para las empresas israelíes en América del Sur y más allá.

Con la apertura de oficinas comerciales en Perú y Chile a principios de este mes, Israel está en camino a una mayor integración con la Alianza del Pacífico – un grupo comercial que incluye a ambos países, así como Colombia y México – abriendo oportunidades comerciales para las empresas israelíes en América del Sur y más allá.

El fin de semana, el Ministro de la Producción de Perú Bruno Giuffra se reunió con el Embajador de Israel en Lima, Ehud Eitam y el encargado de negocios de la embajada Ariela Rada para discutir las formas de asociarse con empresas israelíes. De acuerdo con sitios de noticias de Perú, Giuffra está tratando de trabajar con nuevas y ya establecidas empresas israelíes para mejorar la economía de tecnología del país, así como conectarse con empresarios israelíes para aprender cómo ellos ayudaron a crear la famosa economía de inicio de Israel.

Israel ha sido un observador en la Alianza del Pacífico desde 2012, y desde entonces ha estado trabajando en el desarrollo de las relaciones comerciales y los acuerdos de libre comercio con cada uno de los cuatro países miembros. Israel ya tiene un TLC con México, y acuerdos con Panamá y Colombia se han completado, pero aún no se han ratificado por sus respectivos gobiernos.

El PIB combinado de las naciones de la Alianza del Pacífico es aproximadamente $3 mil millones de dólares y constituye el 40% del PIB de América Latina. Si fueran una sola nación, la alianza podría ser la sexta economía más grande del mundo, según el Banco Mundial.

Los funcionarios israelíes que han estado trabajando en acuerdos con países latinoamericanos creen que hay una gran demanda de tecnología y experiencia israelí en una amplia variedad de campos.

Las exportaciones de bienes desde Israel a los estados de la Alianza del Pacífico en 2012 (el último año para el que el Ministerio de Economía suministró cifras) superó los $1 mil millones, sólo el 2% de las exportaciones totales del Estado de Israel. Mientras tanto, el crecimiento promedio de los países miembros de la Alianza del Pacífico es del 5%, y se espera que el crecimiento en las importaciones alcance un 6% anual.

Israel tiene desde 2007 un acuerdo de libre comercio con el Mercosur, el otro gran bloque comercial de América del Sur, que incluye a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. De acuerdo con la Organización Mundial del Comercio, los países de la Alianza del Pacífico en conjunto, exportaron alrededor de $445 mil millones en 2010, casi un 60% más que el Mercosur. Dentro de cada uno de estos acuerdos, los países miembros pueden exportar el uno al otro, ya sea sin aranceles o con unos de grandes descuentos.

Una Declaración de Interés para un TLC con Perú ha sido firmada también. Según Eitam, “el mercado peruano está atrayendo cada vez más la atención de los empresarios y del gobierno israelí, gracias a su gran crecimiento en los últimos años.”

Como un país eminentemente agrícola, Eitam añadió, Israel podría ser muy útil para la economía del país, especialmente en sus esfuerzos para maximizar el uso del agua.

Todo esto es parte de la estrategia israelí de apertura de nuevos mercados para los exportadores de Israel, dijo Ohad Cohen, director de la Administración de Comercio Exterior del Ministerio de Economía. Mientras que el comercio con el mundo desarrollado sigue siendo fuerte, no hay ninguna razón para que las empresas israelíes deban limitarse a los EE.UU., Europa, o incluso China.

La Administración de Comercio Exterior ha estado al frente de la política de comercio exterior de Israel en un esfuerzo por aumentar la competitividad de la industria israelí en los mercados internacionales. Para finales de 2016, la administración habrá patrocinado 44 misiones comerciales en todo el mundo.

“Seguimos fortaleciendo los lazos económicos de Israel con países de todo el mundo, con un énfasis en las economías en desarrollo con gran potencial de crecimiento”, dijo Cohen. “En este caso, estamos ampliando la huella económica de Israel en América Latina, de acuerdo con nuestra política de expansión de los horizontes de exportación de los sectores industriales y de servicios israelíes.”