La crisis económica y política que vive Venezuela ha provocado una estampida de personas, entre ellas miles de judíos que han encontrado en Panamá la tranquilidad que no tenían allí y que han contribuido a agrandar la ya de por sí influyente comunidad hebrea panameña.

La población judía, que en la actualidad ronda las 20.000 personas, "se ha duplicado en los últimos años" por la cantidad de venezolanos que han emigrado al país centroamericano, explicó David Perets, el rabino de la sinagoga Shevet Ahim, la más grande de la capital panameña.

"La comunidad está cogiendo empuje, está en pleno crecimiento", reconoció el rabino durante un acto en la embajada de España en el que 23 sefardíes, la mayoría procedentes de Venezuela, recibieron la nacionalidad española.

Francisco Lima, un estudiante universitario de 20 años de edad, hizo una caminata por la plaza central de Oporto, Portugal, para embarcarse en un recorrido basado en la complicada historia religiosa de su familia.
Caminando por las calles de lo que una vez fuera el barrio judío de la ciudad del norte de Portugal, antes que la Inquisición fuere formalmente introducida en el año 1536, Lima señaló oscuras placas hebreas en los edificios de azulejos multicolores que son típicos de la arquitectura local, al mismo tiempo que comenta acerca del rumor sobre el reciente descubrimiento de la mikve (baño ritual judío), que aún no ha sido ampliamente publicitado.
Lima desciende de judíos por el lado de su tatarabuela, pero el se define católico, como lo hacen la mayoría de sus compatriotas.

Las organizaciones no gubernamentales (ONGs) han incrementado su explotación de la cuestión del agua en sus campañas de guerra política contra Israel. Esto incluye falsas acusaciones de "discriminación" del agua y "robo de agua"; la presión sobre las empresas internacionales para boicotear a la compañía nacional del agua de Israel, Mekorot y las flagrantes distorsiones de los acuerdos internacionales vinculantes entre israelíes y palestinos.

El 11 de febrero se conmemoró el 30° aniversario de la liberación de Anatoly Shcharansky del gulag soviético. Shcharansky -ahora, Natan Sharansky (en el centro de la foto, tomada dos días después, flanqueado por su esposa, Avital, y el presidente israelí Jaim Herzog)- fue arrestado en 1977 y enviado a prisión en 1978 por los "crímenes" de enseñar hebreo y pedir un permiso de salida para irse a Israel.

También compartirán la mesa en el hotel Sheraton junto a Macri, el presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder, el presidente de Paraguay, Horacio Cartés (quien será homenajeado), los gobernadores de Formosa, Gildo Insfrán; de Chaco, Domingo Peppo; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Santa Fe, Miguel Lifschitz; y de Tucumán, Juan Manzur, entre otros.

La República Argentina no es un país antisemita.

Identidades: ¿Puedes hacerme un resumen del comienzo de vuestra gestión en esta DAIA que asumió en diciembre de 2015?

Veintitrés sefardíes residentes en Panamá juraron hoy fidelidad a la Constitución y al rey, tras la aprobación de una ley que permite adquirir la nacionalidad española a todos aquellos que acrediten ser descendientes de los judíos expulsados de España en 1492.

Recientemente, la situación de la comunidad mostró un cambio de tendencia, acogiendo el evento más grande de su historia reciente, que atrajo a cientos de personas de todo el mundo al nuevo hotel casher de la ciudad y a la sinagoga recién renovada.

Itongadol/AJN.- Un número récord de judíos brasileros inmigró a Israel el año pasado, informaron los medios de Brasil. Según el reporte, 463 personas de ese país se mudaron a Israel en el 2015, lo que marca el número más alto registrado en los últimos diez años, según datos oficiales israelíes.