Israel está enfrentándose nuevamente al virus Corona. La cantidad de contagios , enfermos graves y víctimas sobrepasó por mucho los números registrados en la primera ola de la enfermedad. Esta nueva etapa trajo consigo un nuevo cierre en el país.

A pocos días de las elecciones y tras haber estado un año entero viviendo una atmósfera electoral y una crisis política sin precedentes en el país podríamos pensar que la democracia en Israel se ha visto resentida.
El ambiente electoral se traduce en muchas ocasiones en discusiones de tinte político partidario que no siempre está libre de declaraciones ofensivas y difamación.
Es por eso que resulta importante analizar a través de elementos objetivos el lugar que ocupa Israel entre las democracias en el mundo.

Pasó un nuevo año y nada cambió. Se cumplen ya 26 años del atentado a la AMIA y la justicia aún no se ha hecho. Los culpables están aún libres.
Este año debido a la crisis del virus Corona los diferentes actos en recordación a las víctimas se llevarán a cabo de forma reducida y a través de medios virtuales.
Pero la exigencia sigue siendo la misma, que se haga justicia y se traigan a los culpables ante la ley.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU publicó el miércoles 12 de febrero una "lista negra" que comprende 112 empresas que mantienen relaciones comerciales con los asentamientos israelíes en Judea y Samaria, 94 de ellas israelíes y 18 de otros seis países.

El virus Corona y la crisis económica que provocó ocupa la mayoría de los titulares en la prensa israelí. Pero no es único ítem, hay dos temas más ocupan los titulares: el juicio al Primer Ministro Nataniahu y el proyecto de declarar la soberanía israelí a territorios de Judea y Samaria de acuerdo al programa de paz del Presidente americano Donald Trump.
La situación que regula hoy día las relaciones entre Israel y los palestinos está basada en los acuerdo de Oslo de los años 90.

En el mes de octubre la Asamblea General de las Naciones Unidas eligió nuevos miembros para el Consejo de derechos Humanos situado en Ginebra.
Entre estos países se encuentran Libia, Mauritania, Sudán y Venezuela que no exactamente respetan los derechos humanos en sus países. El hecho de que parte de estos países hayan sido acusados de graves violaciones de los derechos de opositores políticos, esclavizar a civiles o violar los derechos de las mujeres no impidió que estos países fueran elegidos por una enorme mayoría.

Podemos vislumbrar ya como y cuando será el fin de la crisis del Virus Corona, aunque no podemos estar seguros si volveremos a lo que era antes de desatarse la pandemia.
En el interín podemos sacar algunas conclusiones primarias.
La crisis es mundial y mas de 4000 millones de personas han perdido trabajos, tuvieron que permanecer aislados en sus casas y dejaron de mantener encuentros sociales.
Toda esta cantidad de personas ha aceptado voluntariamente esta restricción de libertades sin saber siempre los detalles respecto a la enfermedad. Sabemos que hay millones de personas que han adquirido el virus (no sabemos en realidad cuantas ya que hay personas enfermas pero sin síntomas) y no sabemos por lo tanto cual es la tasa de mortalidad.
Lo que queda claro sí es la importancia de las medidas tomadas por cada país aunque no todos tuvieron la visión de lo que realmente iba a pasar.

En la próxima festividad de Tu Bishvat, el Departamento para la Promoción de Aliá de la Organización Sionista Mundial junto to KKL está lanzando un proyecto único para los Olim que están estudiando o se hayan graduado del programa de las clases de hebreo en los Ulpanim de la OSM en la Diáspora.

La Suprema Corte de Justicia de Israel decidió la semana pasada que parejas del mismo sexo pueden tener hijos por subrogación. El tribunal revocó una ley que impide que los hombres solteros y las parejas homosexuales usen la subrogación para tener hijos, lo que le da a la Knesset un año para aprobar una nueva ley.

La Dirección Nacional de Estadística dio a conocer en vísperas de Rosh Hashaná las cifras con las cuales empezamos el año hebreo 5780.
Israel cuenta en este momento con 9.1 millón de habitantes, 6.7 millones (74%) judíos, 1.9 millón (21%) árabes y 0.5 millón (0.5%) de otros grupos.
La tasa de crecimiento anual de la población es del 2.1 %.

Página 1 de 12