24 años del atentado a la AMIA

Opinión
Tipo y tamaño de letra

Una año más ha transcurrido pero nada ha cambiado. Han pasado 24 años del atentado a la AMIA y la justicia aún no se ha hecho. Los culpables están aún libres.

Una año más ha transcurrido pero nada ha cambiado. Han pasado 24 años del atentado a la AMIA y la justicia aún no se ha hecho. Los culpables están aún libres.


Hace ya muchos años que Israel y el pueblo judío se ven enfrentados al terrorismo. En 1994 hubo gran cantidad de actos terroristas en Israel y en el exterior. Explosiones en autobuses en Tel Aviv, Afula y Hedera . Y en el exterior el más terrible fue el atentado a la AMIA en Buenos Aires. Dos años antes había sido el ataque terrorista a la Embajada de Israel en Buenos Aires.
El hilo que unió a todos estos actos terroristas se originó en Irán y siguió a través de la Hizbolá.
A esto se agregó últimamente la muerte del fiscal Alberto Nissman quien investigaba el caso AMI. El mismo día en que debía presentar pruebas sobre el caso AMIA fue encontrado muerto.
Las investigaciones desde ese entonces están prácticamente paralizadas y no hay nadie detenido.
Alrededor del caso hubo muchas tensiones políticas y judiciales, incluso a nivel internacional cuando Irán "se comprometía" a colaborar con las investigaciones.
El atentado contra la AMIA es una prueba de que el terrorismo islámico está en contra de los judíos y sus instituciones y no solamente en contra de Israel como aducen varios grupos terroristas como el Hamás quien especifica en su carta orgánica que su lucha no es solamente contra Israel sino también contra los judíos a quienes hay que exterminar.
La comunidad internacional está comenzando a tomar conciencia y a sufrir en carne propia el terror. Ya no es solamente contra Israel o instituciones judías en el mundo, sino contra el mundo no musulmán en general. Los mismos europeos escuchan a los extremistas musulmanes en sus propios países predicar el odio hacia todo lo relacionado con occidente y que toda Europa debe convertirse al Islam por la vía pacífica o a través de la Guerra Santa- el Jihad.
Estamos esperando ya 24 años que se traiga a los culpables de la AMIA ante la ley. No callaremos y no olvidaremos a las víctimas del atentado.